Día 6 Campamento Tagaste

¡Seguimos en acción! A pesar de encontrarnos en el ecuador del campamento, los participantes nos están mostrando su parte más humana. Esto hace que sean ellos los que en muchos momentos del día nos enseñan ejemplos de valores y tradición recoleta desde el amor agustiniano.

Durante la mañana, de manera organizada son los niños los que toman el poder del campamento. Aquellas pruebas que a lo largo de estos días proponían monitores, ahora son nuestros participantes los que las dirigen, poniendo un listón muy alto, difícil de superar.

Gracias a la capacitación de nuestros monitores, hacemos posible una organización en los horarios de comidas grandilocuente. Desayuno, almuerzo, merienda y cena consolidan un bloque alimenticio que aquí en Baza, cumplimos notablemente.

Para cerrar el día, en la reunión por grupos avanzamos en la búsqueda de respuestas frente a las dudas que se planteaban sobre el sentido de nuestro campamento. ¡Sin duda otro día repleto de éxito!

50

51

52

53

54